24 de enero de 2013

Farmacia en Portugal

 Un edificio abstracto, neutro y sin aperturas al exterior, todo revestido de aluminio corrugado componen esta farmacia realizada por José Carlos Cruz.
Se encuentra en Vila Real, un pueblo de la vecina Portugal. Cuenta con 525 metros, se ha terminado en 2012 y las fotografías pertenecen a FG+SG


Una única abertura en el ovalo del edifico nos permite acceder al blanco e higiénico interior.
La luz, ha sido tratada como símbolo de la farmacia, por lo que juega con la luz día y noche siendo un reclamo permanente


Además de la venta de medicamentos el establecimiento cuenta con su propio laboratorio, despachos y zona de personal



No hay comentarios:

Publicar un comentario