8 de abril de 2009

El cubo...

Siempre que hablamos de diseño nos fijamos normalmente en cosas un tanto complejas y novedosas sin apreciar a veces todo lo que tenemos alrededor. Un bolígrafo, un chupa chups e incluso una aceituna rellena son grandes diseños con los que convivimos a diario como decía con gran acierto en su libro el arquitecto y diseñador Oscar Tusquets.
Por eso hoy hablamos de un diseño conocido por todo el mundo que vuelve a estar de actualidad.
El cubo de Rubik (o cubo mágico, como se conoce en algunos países) es un rompecabezas mecánico inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernö Rubik en 1973 Se trata de un conocido rompecabezas cuyas caras están divididas en cuadrados de un mismo color que se pueden cambiar de posición. El objetivo de resolver el rompecabezas se consigue al colocar todos los cuadrados de cada cara del cubo con el mismo color.
Se ha estimado que se han resuelto más de 350 millones de cubos de Rubik o imitaciones en todo el mundo. Su sencillo mecanismo sorprende tanto desde el punto de vista mecánico, al estudiar su interior, como por la complejidad de las combinaciones que se consiguen al girar sus caras. El cubo celebró su aniversario número 25 en 2004 por lo que salió a la venta una edición especial del mismo en la que la cara blanca fue remplazada por una reflejante en la que se leía "Rubik's Cube 1980-2005".En el cubo típico, cada cara está cubierta por nueve cuadrados de un color sólido. Cuando está resuelto, cada cara es de un mismo color. Sin embargo, el rompecabezas se encuentra, principalmente, en cuatro versiones: el 2x2x2 (Cubo de bolsillo), el 3x3x3 el cubo de Rubik estándar, el 4x4x4 (La venganza de Rubik) y el 5x5x5 (Cubo del Profesor).







Hoy en día es facil buscar la solución en internet para resolverlo, pero si lo intentamos por nuestros propios medios estas son las combinaciones posibles: 43.252.003.274.489.856.000
Es decir, cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientas cincuenta y seis mil permutaciones.
Ahora comprendo porque en ilia estudio tenemos uno que usamos cuando necesitamos desconectar un poco, pero que nadie ha conseguido resolver.

Buenas vacaciones a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario